Webhipotecas: Hipotecas baratas
24
feb

La dación en pago se suele presentar como la resolución de todos los males, como si fuera la forma de resolver todas las dificultades que tienen, han tenido y que tendrán las familias españolas, con crisis o sin ella, para poder hacer frente al pago de sus cuotas hipotecarias, pero pocas veces se hace hincapié en los aspectos negativos de la dación en pago.

Unos aspectos negativos de la dación en pago que deben de ser traídos para que el debate sea saludable, para que realmente podamos comprender la situación en la que nos encontramos y las dos opciones que tenemos ante nosotros, las dos opciones que se le plantean a la sociedad.

Sin la dación en pago como método de resolución de embargos hipotecarios, los bancos y cajas se pueden permitir conceder préstamos hipotecarios por el 80% del valor de tasación, o más, hacerlo a un diferencial realmente bajo, con la consiguiente rebaja del tipo de interés aplicado al final, y con unas comisiones relativamente asumibles.

Sin embargo, los aspectos negativos de la dación en pago aparecerían en el mismo momento en el que esta figura estuviera en el articulado contractual de los préstamos hipotecarios. Ello provocaría que las entidades financieras rebajaran el capital máximo concedido, que podría andar por el 50-60% del valor de tasación, nunca el 80%, ya que tendrían que cubrirse ante posibles depreciaciones del precio de la vivienda.

Otro de los aspectos negativos de la dación en pago sería que los bancos comenzarían a aplicar un tipo de interés más elevado, ya que se encontrarían en una situación de riesgo mayor ante un posible impago del cliente, y lo mismo harían con las comisiones que aplicarían.

Por tanto, el debate no es baladí, y la inclusión de los aspectos negativos de la dación en pago en el mismo es esencial para poder emitir conclusiones con un cierto criterio. La sociedad debe de conocer que la inclusión de la dación en pago no es inocua, sino que traería consigo unas consecuencias que deben de ser analizadas y entendidas claramente antes de apostar por esta figura, a la que se alude con demasiad trivialidad.

Respuestas »

  1. Planteo una cuestion que (tal vez por mi ignorancia), a mi me parece sencilla:
    Si un banco se adjudica un piso (lo “embarga”) por el 50% de su valor y despues consigue venderlo por un 80% o un 100%, ¿no se ha producido un enriquecimiento injusto por parte del Banco?
    ¿No deberia deducirse ese enriquecimiento de la deuda pendiente del deudor embargado?

    Eso solucionaria parte del drama de muchas familias españolas. Sin perjudicar al Banco, que acabaria cobrando el 100% de la deuda de una manera o de otra.

    Pero claro, eso impediria a ciertos Bancos obtener enriquecimientos injustos por determinados inmuebles (escasos, pero reales) que incluso hoy son buenos y faciles de vender, como me consta que esta sucediendo en algunos casos actuales.

Deja una Respuesta