Webhipotecas: Hipotecas baratas
09
ago

La entidad financiera estadounidense, Bank of America, una de las más importantes de Estados Unidos, se encuentra en caída libre a consecuencia de sus acciones durante los años de burbuja inmobiliaria y la venta de hipotecas subprime de una manera, por llamarla de alguna manera, irresponsable.

Sólo durante el día de ayer sus acciones en bolsa cayeron un 16%, al conocerse en los sectores financieros del país anglosajón que la empresa aseguradora AIG ha presentado una demanda contra Bank of America solicitando más de 10.000 millones de dólares como compensación por el dinero que la aseguradora ha perdido por la concesión de hipotecas a personas que no podían pagar sus cuotas.

No olvidemos que la entidad financiera estadounidense ya tiene pactados otros 8.500 millones de euros de compensación a una serie de inversores por la misma razón, y que esta semana pasada conocíamos su intención de renegociar las hipotecas con aquellas personas que recibieron una hipoteca subprime, para evitar así nuevos casos de demandas colectivas.

Estas renegociaciones irán en el sentido de incrementar el plazo de amortización de las hipotecas, con el objetivo de reducir así la cuota y permitir que estos clientes puedan pagar cómodamente sus cuotas, aunque fuentes del banco no han descartado la posibilidad de tener que reducir el tipo de interés en casos específicos.

Los analistas financieros consideran que el gran error de Bank of America, más allá de las hipotecas subprime, fue la compra de la hipotecaria Countrywide y de la financiera Merrill Lynch, justo antes del estallido de la burbuja inmobiliaria, un lastre demasiado pesado del que no es capaz de desprenderse.

No podemos olvidar, por otro lado, que una caída de Bank of America sería desastrosa no ya sólo para Estados Unidos sino para el resto del mundo, ya que el tremendo tamaño de la entidad financiera provocaría un efecto dominó en el sistema financiero internacional de consecuencias impredecibles.

Habrá que confiar, por tanto, en que el Gobierno federal de Estados Unidos sepa encauzar esta situación, proporcionando la ayuda que Bank of America pueda necesitar en un momento dado, a cambio, eso sí, de que esta ayuda sea devuelta en el futuro.

Deja una Respuesta