Webhipotecas: Hipotecas baratas
12
may

Tras los buenos datos de compraventa que se vieron a finales del año pasado, especialmente por el fin de la desgravación fiscal universal por compra de vivienda a partir del 1 de enero de 2011, este nuevo año ha comenzado a reflejar la realidad del sector, y en este pasado mes de marzo se produjo una caída del 11,9% en la compraventa de viviendas, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística esta semana.

En total, se realizaron 33.106 operaciones, rompiendo con el crecimiento de enero y febrero, operaciones todas de 2010, aunque reflejadas estadísticamente en los dos primeros meses del año 2011, y es que el pasado año se produjo un incremento del 6,8%, en términos anuales, como consecuencia de la modificación de la legislación hipotecaria.

El mayor descenso en la compraventa de viviendas en marzo se produjo en la vivienda de segunda mano, con un descenso, en términos interanuales, del 12,9%, para un total de 16.663 operaciones, mientras que la compraventa de viviendas nuevas se redujo en un 10,8%, para un volumen total de 16.443 operaciones.

En lo que se refiere a un desglose regional, la Comunidad que presentó un mayor número de transacciones de compraventa de vivienda fue Cantabria, con 114 por cada 100.000 habitantes, mientras que la región que quedó en último lugar en este ránking fue Aragón, con 67 operaciones por cada 100.000 habitantes.

Los datos de compraventa de viviendas en el mes de marzo certifican que el sector está muy lejos de empezar la recuperación, así como que los datos del año 2010 estaban claramente tergiversados por las diferentes modificaciones legislativas que se produjeron a lo largo del año, como fueron el incremento de la tasa de IVA y la eliminación de la universalidad de la desgravación fiscal por compra de vivienda habitual.

De hecho, los expertos en el sector auguran un año 2011 duro, con una reducción generalizada en las estadísticas de compraventa de viviendas en todas las regiones, ya que a la incertidumbre laboral, se une la casi total congelación del crédito hipotecario por parte de las entidades financieras y la falta de ajuste absoluto del precio de las viviendas, lo que, todo junto, nos llevará a un año 2011 complicado.

Deja una Respuesta