Webhipotecas: Hipotecas baratas
12
ene

La cancelación parcial de la hipoteca se está convirtiendo en el mejor método de ahorro de las familias españolas en nuestros días. Con los tipos de interés tan bajo y sin productos financieros de ahorro o inversión con la suficiente garantía en el medio y largo plazo, el ahorro de intereses que supone esta cancelación parcial es lo suficientemente interesante como para haberse incrementado de manera importante.

Y es que con la cancelación parcial se produce un doble efecto. Por un lado, los titulares hipotecarios consiguen protegerse ante las más que previsibles subidas del Euribor, lo cuál, indefectiblemente incrementaría su cuota mensual a pagar. Pero, por otro lado, también se ahorran una gran cantidad de intereses ya que la cantidad de intereses que se pagan en la cuota viene determinada, en gran medida, por el total del capital pendiente de pagar. Así, a menor capital, menos intereses.

En este mismo sentido, antes que amortizar capital interesaría amortizar plazo, lo cuál no está recogido en todos los contratos hipotecarios. Cuando al realizar una cancelación parcial se reduce el plazo de amortización en lugar del capital, se consigue un ahorro de intereses mayor, aunque, claro está, no se reduce la cuota mensual a pagar, incluso es probable que se incremente con las siguientes revisiones del Euribor. Se trata, por tanto, de una opción que sólo podrían tomar aquellas familias que pueden pagar holgadamente sus cuotas mensuales.

Pero es que además, con la cancelación parcial, las familias hipotecadas pueden seguir beneficiándose de la desgravación fiscal por compra de vivienda, hasta un máximo de 9.015 euros anuales, con lo que reducirán, de manera importante, la cantidad que deben de abonar a la Hacienda pública, en materia de IRPF.

Por tanto, la cancelación parcial hipotecaria, siempre que se pueda acceder a ella en función de cada economía doméstica, aparece como la decisión financiera más eficiente en los tiempos que corren, a la vez que la más segura, ya que no conlleva ningún riesgo de mercado.

Ello ha llevado a que durante el pasado mes de diciembre las cancelaciones parciales se hayan disparado, y aunque en este mes de enero se han reducido, de momento, todo apunta a que a lo largo del año será una de las opciones más requeridas por los ahorradores.

Deja una Respuesta