Webhipotecas: Hipotecas baratas
16
abr

Una semana más, y el Euribor sigue con su tendencia al alza, algo más relajada que en las semanas anteriores, pero todavía con la fuerza suficiente como para seguir encareciendo las hipotecas de las familias españolas, tanto las que ya están solicitadas como las que se van a solicitar.

El cierre del Euribor a 15 de abril fue de 2,061%, en tasa mensual, con una tasa diaria para el viernes de 2,104%, lo que augura próxima subidas de la tasa media, a poco que la situación se mantenga en la misma coyuntura que ha venido manteniendo hasta ahora.

Teniendo, entonces, en cuenta, que el Euribor cerró en abril de 2010 en el 1,225%, estaríamos hablando de más de 0,8 puntos porcentuales de diferencia, lo que implicaría una subida de cuota mensual por encima de 60 euros, que extrapolado a cifras anuales se iría a los 750 euros, que es una cifra considerable para cualquier familia.

Sin embargo, todo apunta, a que el Euribor seguirá creciendo, con lo que es probable que se acerque al 2,2%, que nos llevaría a un incremento de un punto porcentual, con respecto a abril de 2010, y un incremento de cuota mensual cercana a los 80 euros (960 euros anuales).

Un incremento que dañaría mucho a la economía familiar, especialmente teniendo en cuenta las circunstancias económicas actuales, con tasas de paro elevadas y sin un horizonte de recuperación económica claro que puede aportar algo de luz a la situación que se está viviendo actualmente.

Por otro lado, los analistas se encuentran ahora divididos entre los que apuestan por un Euribor sobre el 2,5% a final de año y los que se decantan más por el 3%, aunque todos coinciden en afirmar que el escenario en el que nos encontremos dependerá de las decisiones que vaya tomando el Banco Central Europeo en sus reuniones venideras.

Si el BCE decide seguir luchando contra la inflación, a pesar de lastrar la recuperación, es más que probable que aparezcan nuevos incrementos de tipos, que generará, sin dilación, un incremento en la tasa del Euribor y, por tanto, un mayor incremento en la cuota mensual de las familias, dañando, aún más, la incipiente recuperación económica que algunos creían adivinar.

Deja una Respuesta