Webhipotecas: Hipotecas baratas
05
feb

Esta primera semana de mes ha supuesto una auténtica locura para las familias hipotecadas que han comprobado como el indicador referencia para sus hipotecas se ha disparado en progresión geométrica, pasando en apenas cuatro días del 1.55%, con el que cerró el mes de enero, al 1.672%, en tasa media mensual, con el que se ha fijado el cierre del Euribor a 4 de febrero.

Y es que este cierre del Euribor a 4 de febrero lejos de seguir la tendencia marcada por los especialistas supone un despegue demasiado brusco y un crecimiento inesperado que podría llevar al indicador a superar claramente el 2% antes de final de año, algo que haría añicos las economías familiares de este país, ya de por sí en coma inducido.

Porque todas las previsiones hablaban de un crecimiento moderado del Euribor durante todo este año 2010, una moderación que nada tiene que ver con 0.12 puntos porcentuales de crecimiento en apenas cuatro días, que llena de temor a las familias españolas.

Si tenemos en cuenta, además, que el Euribor cerró febrero de 2010 en el 1.225, en tasa media mensual, este cierre del Euribor a 4 de febrero y su lógica progresión alcista en lo que queda del mes nos marca la posibilidad de un incremento de 0.4 puntos porcentuales, lo cuál dispararía las cuotas mensuales a pagar.

Porque este cierre del Euribor a 4 de febrero nos marca un cierre mensual que no debe de bajar del 1.75%, siempre y cuando se relaje algo el crecimiento, con lo que estaríamos ya en el límite marcado por los especialistas para la sostenibilidad del sistema.

La única opción positiva, sin embargo, sería que el Euribor de febrero hiciera el juego contrario al que se vio durante el mes de enero, es decir, si entonces las dos primeras semanas fueron a la baja para luego crecer en las dos últimas, ahora se podría dar la situación contraria, aunque es poco probable.

En definitiva, nos encontramos en un escenario alcista del Euribor en el que no nos queda más que soportar sus arremetidas alcistas e ir provisionando parte de los ingresos familiares no ya para las cuotas actuales, sino para las que nos vienen.

Deja una Respuesta