Webhipotecas: Hipotecas baratas
29
ene

Parece que el cierre semanal del Euribor está dando la razón a todos los expertos y ayer arrojó un crecimiento importante con respecto a los valores que venía marcando durante todo el mes, arrastrado por los máximos que venimos viendo en la tasa diaria un día sí y otro también.

En concreto, el cierre semanal del Euribor quedó fijado en el 1.545%, casi 0.02 puntos porcentuales por encima del cierre del mes de diciembre, un casi que desaparecerá con el último día de cotización del mes, y que ofrece una subida importante, sobre todo si tenemos en cuenta que en las dos primeras semanas la tendencia era contraria, es decir, a la baja.

Si comparamos este valor con el cierre de enero de 2009, nos encontramos con 0.3 puntos porcentuales, que se traducirían en un incremento de cuota de casi 30 euros mensuales para una hipoteca media, por lo que este cierre semanal del Euribor parece comenzar a marcar la tendencia para el resto del año.

Una tendencia que nos llevará, inexorablemente, a valores elevados del Euribor, cercanos al 2%, para finales de año. Aunque nos las prometíamos muy felices cuando comenzamos a ver tasas diarias a la baja en las primeras semanas de enero, ahora la realidad nos golpea duramente con el acierto de todas las previsiones y con un cierre semanal del Euribor más realista.

Es más, si comprobamos como se ha venido comportando el indicador en tasa diaria podemos asegurar que durante el mes de febrero la tendencia se mantendrá inexorable. Así, si el cierre semanal del Euribor el 28 de enero fue de 1.545%, el cierre diario se disparó al 1.625%, uno de los máximos de los últimos tiempos, y que seguirá tirando hacia arriba del valor medio mensual.

Las inestabilidades financieras que están golpeando a la zona Euro y las restricciones exigidas por los Bancos nacionales por petición expresa del Banco Central Europeo están condenando al Euribor, que como indicador financiero que es, no puede mantenerse al margen de esta marejada de cifras.

En cualquier caso, habrá que confiar que los incrementos, aunque sostenidos, no sean, en ningún caso, bruscos para evitar colapsos financieros familiares.

Deja una Respuesta