Webhipotecas: Hipotecas baratas
21
may

Tal y como se preveía, el Euríbor ha decidido tomar un respiro absoluto y se ha pasado toda esta semana entre altibajos que al final han concluido en un incremento residual de 0,002 puntos porcentuales con respecto al cierre del pasado viernes, situándose en el 2,150%, por el 2,148% de hace siete días.

Esta estabilidad del indicador de referencia hipotecaria está relacionada con la estabilidad propuesta por el Banco Central Europeo con su decisión de no modificar los tipos de interés para la Zona Euro durante este mes de mayo, y casi con total seguridad, tampoco para el mes de junio.

Sin embargo, no podemos olvidar que el Euríbor cerró mayo de 2010 en el 1,249%, por lo que, estaríamos hablando de incrementos cercanos a los 0,9 puntos porcentuales para todas aquellas hipotecas que revisen su tipo de interés en función del cierre del indicador de mayo.

Un incremento que, trasladado a cuota mensual, generaría entre 70-80 euros de más en el recibo mensual, y sobre los 800 euros a final de año, una cifra más que significativa, sobre todo si tenemos en cuenta la tremenda tasa de desempleo que sigue asolando a la economía española.

Los analistas hipotecarios, no obstante, se muestran optimistas con el comportamiento del Euríbor de aquí a final de año, y empiezan a ver lejano el 3%, como se empezó a temer durante los peores meses del mes de marzo, y ya empiezan a colocar la evolución del indicador en valores más cercanos al 2,5%.

Claro está que ésta, como cualquier otra previsión económica, estará supeditada a la evolución de los acontecimientos, ya que la economía en general, y las previsiones en particular, se hacen hoy para mañana con los datos de hoy, pero la realidad de mañana se rige por los datos de mañana, y esos datos son imposibles de predecir.

En cualquier caso, es momento para disfrutar de esta tensa calma del Euríbor y de desear que en las próximas semanas el indicador se mueva por los mismos derroteros, facilitando así la vida de los hipotecados, sobre todo de cara a las inminentes vacaciones de verano que, aunque parezca mentira, ya están a la vuelta de la esquina.

Deja una Respuesta