Webhipotecas: Hipotecas baratas
07
may

El Euríbor parece haberse tomado bien la decisión del Banco Central Europeo, anunciada por su Presidente Jean Claude Trichet, este pasado jueves, según la cuál el máximo organismo financiero europeo decidía mantener inalterado el tipo de interés para la zona Euro durante este mes de mayo en el 1,25%, y dejaba entrever que una situación similar para el mes de junio.

Esta estabilidad prevista ha hecho que el Euríbor haya calmado sus subidas de las últimas semanas, cerrando este 6 de mayo en el 2,153%, en tasa diaria mensual, poco menos de 0,07 puntos porcentuales con respecto al cierre del mes de abril, pero, lo que es más importante, por debajo de la tasa diaria del viernes, que cerró en el 2,152%.

Esta situación, que la tasa mensual se encuentre por encima de la tasa diaria, hacía mucho tiempo que no se producía, y hace prever que en las próximas semanas podríamos empezar a disfrutar de descensos en la tasa del Euríbor o, en todo caso, de un indicador hipotecario estable, que tranquilizara a los mercados y permitiera un momento de relajación a las familias hipotecadas.

Y es que desde que en el mes de marzo Trichet dinamitara a los especuladores insinuando la presumible subida de tipos de abril que, efectivamente, se produjo, el Euríbor inició una carrera sin final al alza consiguiendo superar la barrera psicológica del 2% mucho antes de lo previsto por los analistas y haciendo temer la cercanía de la barrera del 3% para final de año.

Sin embargo, el bloqueo de las revueltas árabes, que aunque se siguen manteniendo, no han ido a más, ha provocado cierta estabilización en los precios del petróleo y, con ello, la contención en las expectativas de inflación que habían provocado que el BCE decidiera incrementar los tipos de interés y, con ello, se produjera el crecimiento desaforado del Euríbor.

Por ello, la mayoría de los analistas confían en que en los próximos meses podamos ver un Euríbor moviéndose en el entorno del 2,1%, pudiendo, en todo caso, llegar al 2,2%, pero sin movimientos bruscos, con lo que las familias hipotecadas sabrán a lo que atenerse en el medio plazo.

Deja una Respuesta