Webhipotecas: Hipotecas baratas
23
oct

El Euríbor sigue dando malas noticias a los usuarios de hipotecas porque sigue con su tendencia alcista, y acelerando, cada vez más, su crecimiento, de forma que ya amenaza con olvidarse del 1.50 y acercarse al 1.60 a finales de año, si añadimos la tendencia anual con las tensiones del Banco Central Europeo.

Ayer viernes cerró en tasa diaria en el 1.519%, su valor más alto desde el verano de 2009, lo que llevó la tasa media mensual a un preocupante 1.484% que da que pensar a los hipotecados, porque la diferencia con respecto a la tasa de octubre de 2009 ya supera ampliamente los 0.2 puntos porcentuales.

Y no es tanto la diferencia de ahora, sino la diferencia que se avecina, porque todo apunta a que tan sólo estamos viviendo el principio del crecimiento y que va a ir hacia arriba poco a poco, sin un límite claro, aunque, eso sí, en ningún caso veremos cifras por encima del 4%, como vimos en 2008.

El principal problema que ven los expertos es que el Euríbor se verá afectado, de manera muy importante, por las restricciones que ha impuesto el Banco Central Europeo sobre la mesa y que restarán liquidez al sistema y encarecerán los préstamos interbancarios y, por tanto, el Euríbor.

Estas restricciones se encuadran dentro de un marco de seguridad financiera en el ámbito de la Unión Europea, pero condenan a los hipotecados, que, otra vez sin comerlo ni beberlo serán los grandes perjudicados de las tendencias financieras a nivel mundial.

Lo que es evidente es que esta tendencia al alza es imparable, de momento, y nada se puede hacer más que pagar las cuotas religiosamente confiando en que en un futuro se vuelva a dar un giro y el Euríbor regrese a una tendencia a la baja, ahora ya sin cláusulas suelo.

Sin embargo, lo más probable es que una vez que el Euríbor alcance cifras “normales” alrededor del 2.5-3% se mantenga estable durante un período indeterminado, ofreciendo a los hipotecados un tiempo de paz y tranquilidad, en el que las cuotas no se modifiquen de manera importante.

Deja una Respuesta