Webhipotecas: Hipotecas baratas
02
jun

El plazo de amortización consiste en el período de tiempo que se fija para devolver el préstamo hipotecario. Es un valor que se determina en función de la negociación del cliente con la entidad pero que contiene unos valores máximos y mínimos en función de la entidad y el producto contratado.

Hay que saber que hasta ahora el período máximo era de 40 años, aunque en algunas entidades o productos puede ser de hasta 20 o 30 años, pero siempre debe ser un período máximo en que la edad máxima de la persona que lo vaya a pagar tenga como máximo 70 o 75 años. Aunque el techo suele encontrarse en los 30-35 años, en los últimos tiempos se ha evolucionado hasta llegar incluso a los 50 años.

En tipos de interés fijo, el plazo máximo de amortización de la hipoteca se encuentra en un máximo de 20 años, aunque en algunos productos de 10-15 años.

A la hora de seleccionar el plazo máximo de amortización de nuestra hipoteca hay que tener en cuenta que:

  • A mayor plazo de amortización, mayores son los intereses que se paguen por la hipoteca
  • A mayor plazo de amortización, menor será la cuota que se pagará cada mes

Hay que valorar estos aspectos y establecer prioridades, pensar en un plazo de amortización en que no haya que asumir mucha cuota al mes pero en que se puedan pagar los menores intereses posibles.

Para ello, se puede seleccionar un plazo en que se pueda pagar la menor cuota mensual asumible pensando en los menores intereses posibles. Piensa en cuánto puedes asumir y si lo podrás seguir haciendo después, si puede surgir algún inconveniente o si se podrá seguir asumiendo en caso de subida del tipo de interés.

Deja una Respuesta