Webhipotecas: Hipotecas baratas
05
may

La aparición de las cuentas vivienda surgió debido a una necesidad, ya que a la hora de comprar una casa debías de tener un dinero ahorrado o en el peor de los casos pedir un préstamo. A los bancos entonces se le ocurrió inventar las cuentas vivienda, que aunaban los intereses por tener un dinero ahorrado y un buen tratamiento fiscal para ese dinero.

Algunas entidades bancarias ya están ofreciendo muy buenos intereses, como por ejemplo Caixa Guissona con un 4% o la Cuenta vivienda Naranja de ING que te da un 3% los primeros 4 meses, si a estos intereses le añadimos en torno al 15% de desgravación fiscal que ofrecen este tipo de productos tenemos una forma de ahorro muy buena para destinar el dinero a la compra, construcción o rehabilitación de una vivienda.

Dudas sobre las cuentas vivienda

  • Una cuenta vivienda es en la que se deposita dinero con el único fin de la compra, construcción o rehabilitación de una vivienda.
  • Puede ser cualquier tipo de cuenta de ahorro, no es necesario que tenga como nombre cuenta vivienda.
  • Solo puede tenerse una cuenta por contribuyente, en caso de matrimonio se puede compartir la cotitularidad de la misma o abrir dos cuentas distintas para cada conyugue.
  • El plazo para destinar el dinero ahorrado a una vivienda es de 4 años.
  • En cada ejercicio el límite para realizar la deducción está en los 9015,18 euros.
  • Desgravación fiscal: un porcentaje fijo del 10,05% corresponde a la deducción estatal y el 4,95% restante, es la deducción que ofrecen las comunidades autónomas, por lo que puede variar de unas a otras.

Aunque ya hemos dicho que no es necesario hacer las imposiciones en una cuenta con el nombre de cuenta vivienda, los bancos si se han dado cuenta de que este producto les resulta muy ventajoso a la hora de captar futuros clientes de una hipoteca.

Elección de una cuenta vivienda

Al igual que en cualquier producto financiero la oferta de cuentas vivienda es realmente amplia por eso hemos de tener en cuenta unos conceptos básicos par escoger bien.

  • Elegir una cuenta que nos ofrezca intereses desde la primera imposición de capital, es decir que no funcione por tramos.
  • Como es lógico deberemos dedicar tiempo a buscar la cuenta que nos de los intereses más altos y durante más tiempo.
  • Escoja la cuenta que le abone los intereses cada mes o de forma trimestral, así su dinero crecerá junto a los intereses.
  • Confirme que no cobren comisiones o de existir que sean las mínimas.

Deja una Respuesta