Webhipotecas: Hipotecas baratas
22
sep

Según ha publicado en el día de hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE), el número de hipotecas constituidas durante este pasado mes de julio marcó el mínimo histórico de la serie estadística que el organismo realiza desde el año 2003, situando el total de nuevas hipotecas en 29.523, lo que supone un descenso del 47% con respecto al mismo mes de 2010.

Este desplome del número de nuevas hipotecas es incluso mayor al que ya se había sufrido en el mes de junio, con una caída del 42,4%, valor que ya había hecho saltar todas las alarmas en el sector. Por otro lado, si analizamos los siete primeros meses del año la caída de las viviendas hipotecadas se sitúa en el 28,2%, comparándolo con el año anterior, mientras que una comparación intermensual entre julio y junio nos da un descenso del 9,7% (éste es el único dato positivo, ya que mejora el 13% que se había producido entre junio y mayo).

Por otro lado, el importe medio de las hipotecas que fueron constituidas durante el mes de julio se situó en 110.604 euros, lo que supone un descenso del 9% con respecto a julio de 2010, mientras que el total del capital prestado por las entidades financieras durante el séptimo mes del año se situó en los 3.265,3 millones de euros, un 51,8% menos que en julio de 2010.

En cuanto al desglose por entidades financieras, las Cajas de Ahorros volvieron a ser las que más hipotecas concedieron, con el 49,4% del total de nuevos préstamos constituidos, para un capital que supone el 40,3% del total. Los bancos, por su parte, concedieron el 37,4% de los préstamos hipotecarios concedidos, pero ofrecieron a los consumidores un 44,7% del capital prestado, mientras que las otras entidades financieras concedieron el 13,2% del total de préstamos hipotecarios concedidos, para un capital que supone el 15%.

En definitiva, nos encontramos con un escenario en el que nada ha cambiado en los últimos años, con una caída constante en las hipotecas concedidas, tanto por la falta de demanda como por la falta de oferta, porque los consumidores no se pueden permitir una hipoteca y las entidades financieras no se pueden permitir concederla.

¿Y tú? ¿Te puedes permitir una hipoteca con la que está cayendo?

Deja una Respuesta