Webhipotecas: Hipotecas baratas
29
sep

El último boletín económico del Banco de España no deja ningún género de dudas, y centra en las hipotecas los principales problemas de la economía española, basados en los bajos niveles de consumo que acaban por provocar que la economía no retome la senda del crecimiento.

Según los cálculos realizados por el máximo organismo de supervisión financiera española, las elevadas cuotas hipotecarias mensuales están provocando que los ciudadanos no tengan renta disponible, dinero líquido, para poder gastar, con lo que siguen reduciendo mes a mes su consumo.

Por ello, la principal propuesta del Banco de España es conseguir que las hipotecas se abaraten, de manera que los ciudadanos paguen una cuota menor, con lo que puedan disponer de dinero para gastar, dinero para consumir, y con ello puedan dinamizar a la industria y a las empresas de servicios, en la regla básica de la economía de consumo.

Para poder abaratar la cuota, el Banco de España plantear dos alternativas posibles, y que pasan, una, por la ampliación de los años de amortización, y otra por la reducción del tipo de interés aplicado a las hipotecas, ambas opciones evidentes en teoría, pero que son muy difíciles de aplicar en la práctica.

Los datos del Banco de España son esclarecedores, y establecen que por cada año adicional de amortización en la hipoteca se consigue un incremento del consumo de un 1,3%, que es una cifra claramente significativa dados los bajos valores de consumo que se están experimentando en estos momentos.

Por tanto, el Banco de España propone una renegociación de los contratos hipotecarios, de forma que se amplíen los años de amortización, así se reduzca la cuota, y los ciudadanos puedan gastar más.

Por otro lado, la reducción del tipo de interés aplicado a las hipotecas tiene una doble vertiente. O bien se puede reducir a través del diferencial que aplican las entidades financieras por decisión privada, o bien a través del Euribor, fuertemente enraizado en el tipo de interés para la zona Euro, fijado por el Banco Central Europeo.

En definitiva, una vez más se demuestra que las hipotecas son la piedra angular para la recuperación económica. ¿Tú qué opinas? ¿Si tuvieras más dinero disponible consumirías más?

Deja una Respuesta