Webhipotecas: Hipotecas baratas
20
ene

El diferencial de la hipoteca es un elemento esencial a la hora de poder comparar productos hipotecarios entre sí, y más ahora que con las restricciones de crédito del Banco Central Europeo y con el incremento de la tasa de la morosidad se va a disparar hasta valores difíciles de controlar.

Si durante este pasado año 2010 el diferencial de la hipoteca se ha movido entorno al 1, es decir, las hipotecas se formalizaban con el Euribor + 1, en este año 2011 todos los analistas coinciden en afirmar que el diferencial se elevará de manera drástica.

Y ya tenemos ejemplos de ello, como es el de, por ejemplo, Caja de Ávila, que sin aguardar a comprobar la evolución del mercado hipotecario internacional ha adaptado el diferencial de sus hipotecas a los nuevos tiempos, situándolas en Euribor + 2.25.

El problema es que este parece ser el camino que comenzarán a tomar el resto de entidades financieras a medida que vaya avanzando el año, especialmente las Cajas, todavía inmersas en las dudas propias que la situación financiera genera, y la suya en particular, les está generando, con lo que el diferencial de la hipoteca en todas ellas se incrementará de manera importante.

Ello repercutirá, sin duda, en un menor volumen de hipotecas, porque si ya nos encontramos con un grave problema de oferta de productos hipotecarios, ahora habría que añadirle una escasez de demanda efectiva, es decir, gente que realmente puede acceder a una hipoteca, como consecuencia del incremento del diferencial de la hipoteca.

Este escenario no parece el más apropiado, por otro lado, para la recuperación del sector inmobiliario, tradicional motor de la economía española, y que ahora se tendrá que conformar con seguir estancado a aguardar que vengan tiempos mejores, que parece que o no vendrán, o tardarán en hacerlo.

Por tanto, el diferencial de la hipoteca es uno de los elementos más importantes en la conformación del articulado contractual de la hipoteca, porque en función de su mayor o menor valor se puede determinar la capacidad, o no, de pago de los titulares de las mismas.

Ahora es el momento, entonces, para comparar detalladamente todos los diferenciales de hipotecas.

Deja una Respuesta