Webhipotecas: Hipotecas baratas
30
jul

El Euribor ha cerrado julio en el 2,183%, lo que supone el valor más alto del indicador desde enero de 2009 y certifica su tendencia al alza de este año 2011, sólo detenida en el pasado mes de junio, cuando se produjo un ligero retroceso con respecto al mes de mayo.

Una tendencia al alza que está provocando que las familias hipotecadas tengan cada vez más dificultades para poder abonar sus cuotas hipotecarias y condenando al sistema a una mayor tasa de morosidad y de apalancamiento financiero.

Así, si tenemos en cuenta que el Euribor cerró julio de 2010 en el 1,373%, nos enfrentamos a un incremento de 0,81 puntos porcentuales en tasa interanual.

Este aumento en el valor de la tasa mensual del Euribor supondrá un incremento en la cuota hipotecaria de todos los titulares que tengan que renovar el tipo de interés en función del Euribor de julio de unos 61 euros, para una hipoteca media de 150.000 euros a 25 años y un diferencial de 0,8 puntos porcentuales.

Un incremento de 61 euros mensuales que, trasladados a valor anual superarían los 700 euros, una cantidad más que significativa teniendo en cuenta los tiempos que corren y las dificultades que se avecinan.

El mayor problema, por otro lado, es que todo apunta a que durante el resto de este año 2011 el indicador irá incrementándose mes a mes, sobre todo si se confirma el nuevo aumento del tipo de interés para la zona Euro que el BCE tiene previsto para este próximo otoño, lo cuál disparará el valor del indicador.

Además, las incertidumbres sobre la deuda soberana de los países miembros de la zona Euro, especialmente Grecia, Portugal e Irlanda, pero sin olvidar España o Italia, provocará que el Euribor no relaje su subida.

En el otro extremo, la única buena noticia de estas últimas semanas la están ofreciendo las entidades financieras que parecen haber entendido que los ciudadanos no se encuentran en disposición de poder pagar sus hipotecas y están relajando los pagos a través de la concesión de períodos de carencia extraordinarios para clientes en situación de dificultad económica, como ya anunciaron el Banco Santander o Caja España-Duero.

Deja una Respuesta