Webhipotecas: Hipotecas baratas
06
ago

Agosto ha comenzado con una gran noticia para el conjunto de hipotecados europeos, en general, y españoles, en particular, y es que el principal índice de referencia hipotecaria ha comenzado el octavo mes del año claramente a la baja, rompiendo la tendencia que se había venido dando durante el mes de julio.

Así, si julio cerraba en el 2,183%, en esta primera semana de cotización del indicador, el Euribor ha cerrado en el 2,161%, en tasa media mensual, pero lo que es más importante, cerró el viernes día 5 de agosto, en el 2,106%, el valor de cotización más bajo desde el 18 de abril de este año, con lo que se prevé que la semana que viene el indicador siga esta tendencia a la baja.

Aunque todavía queda mucho mes, podemos realizar una extrapolación al comportamiento del indicador de aquí a finales del mismo, lo cuál nos podría llevar a un cierre del Euribor cercano al 2,170%, en tasa media mensual, lo cuál, si tenemos en cuenta que agosto de 2010 cerró en el 1,421, nos daría un incremento de alrededor de 0,75 puntos porcentuales, algo inferior al que hemos venido experimentando en estos últimos meses de atrás.

Esta tendencia a la baja del Euribor se debe, principalmente, a la estabilidad que el Banco Central Europeo ha inyectado en el sistema al garantizar la liquidez de las entidades financieras europeas y confirmar la expectativa de que no habrá modificaciones del tipo de interés para la zona Euro en los próximos meses.

Otra cosa será cuando llegue el otoño, seguramente en octubre, cuando todo apunta a que el máximo organismo financiero europeo optará por incrementar de nuevo la tasa de interés en otro cuarto de punto, situándolo en el 1,75%, con el objetivo de detener la incipiente inflación, que aunque se ha detenido de manera notable, todavía asusta a los consejeros del BCE.

Tendremos, por tanto, y si nada lo estropea, un verano tranquilo en el que los veraneantes podrán regresar de sus vacaciones y encontrarse con un incremento de su cuota hipotecaria poco importante, ideal para el regreso a la rutina del día a día y no morir en el intento.

Deja una Respuesta