Webhipotecas: Hipotecas baratas
16
oct

El Euríbor parece empeñado en dar por buenas las previsiones de todos los expertos económicos que vienen todo el año hablando de la senda alcista del indicador hasta finales de 2010 y ayer cerró la semana en el 1.480%, el valor más elevado desde julio de 2009, cuando marcó 1.486%.

En tasa media mensual, que es el valor realmente importante ya que es el que toman los préstamos hipotecarios a la hora de revisar el tipo de interés a aplicar, el indicador se sitúa, en lo que va de mes de octubre, en el 1.471% con visos de seguir subiendo en los próximos quince días.

En comparación interanual, que es la que determinará el valor de la revisión, por el momento se está produciendo un incremento de 0.2, ya que en octubre de 2009 el Euríbor cerró, en tasa mensual, en el 1.243, lo que supondrá, sin duda, una importante subida para todas las hipotecas que revisen teniendo en cuenta el Euríbor del mes de octubre, que deberían de ser algunas de noviembre y todas las de diciembre.

En los dos meses que quedan de año se prevén nuevos incrementos del Euríbor, situándose, seguramente, sobre 1.50% y acercándose a 1.60%, especialmente teniendo en cuenta las nuevas tensiones que ha creado el Banco Central Europeo con sus nuevas políticas de restricciones crediticias.

Ello hará que el dinero que se prestan las entidades financieras entre sí sea más caro y ello provocará un mayor incremento en el valor del Euríbor, que se conforma a partir del precio que fijan los bancos y cajas al prestarse dinero.

En este mismo sentido alcista, todas las noticias apuntan a que las entidades crediticias incrementarán los diferenciales que vienen aplicando al Euríbor en sus préstamos hipotecarios, para poder cubrirse así del incremento de costes que se ha generado al aumentar el nivel de morosidad de este tipo de créditos.

Por tanto, se está produciendo una creciente tensión alcista en el tipo de interés nominal que se paga en los préstamos hipotecarios que no tiene visos de detenerse en breve.

Deja una Respuesta