Webhipotecas: Hipotecas baratas
20
ago

El Ejecutivo de Zapatero ha dado un nuevo bandazo en términos inmobiliarios, y después de haber incrementado el IVA que afectaba a la compraventa de viviendas, en julio de 2010, en un punto porcentual, y tras haber eliminado la universalidad de la desgravación fiscal por compra de vivienda, en enero de 2011, ahora cambia totalmente de dirección e incentiva la compra de viviendas con una reducción de cuatro puntos porcentuales del IVA que grava las operaciones de compraventa de viviendas, pasando éste del 8% al 4%.

Se trata, eso sí, de una medida provisional y transitoria, ya que sólo tendrá validez hasta el 31 de diciembre de este año 2011, pero significa un ir contra los principios que han venido defendiendo desde el gobierno socialista en los últimos meses, donde se ha venido apostando de manera sistemática por el alquiler y por la eliminación de las ventajas del sector inmobiliario.

Sin embargo, las presiones de las promotoras y constructoras, así como el panorama desolador de cientos de miles de viviendas vacías poblando las laderas de las carreteras españolas han sido demasiado fuerte para el gobierno que ha cedido y ha rebajado el IVA de la compraventa de viviendas nuevas.

Las asociaciones de consumidores han recibido con alegría moderada esta decisión, ya que por un lado sí que beneficia a los consumidores a la hora de que se rebaja el precio final de la vivienda que puedan comprar, pero, por otro lado, es una medida muy sesgada, ya que el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales, para que nos entendamos el IVA que grava las operaciones de compraventa de viviendas de segunda mano, se mantiene en el 8%, con lo que al final a quien se beneficia es directamente a promotoras y constructoras, en detrimento de particulares con la necesidad de vender sus viviendas.

Por otro lado, desde los sectores situados más a la izquierda del espectro social español se ha demandado una rebaja del IVA en otro tipo de bienes y servicios de primera necesidad, en lugar de hacerlo sobre un sector prohibitivo por el precio y al que sólo puede acceder una parte muy limitada de la sociedad.

Deja una Respuesta