Webhipotecas: Hipotecas baratas
16
ago

El Partido Popular sigue apostando definitivamente por la recuperación de la desgravación fiscal por compra de vivienda, restringida este pasado 1 de enero por el Partido Socialista, limitando su aplicación para las rentas menores de 24.000 euros brutos anuales.

Sin embargo, desde las filas populares creen que la aplicación universal de esta desgravación será fundamental para conseguir dinamizar la economía española y retomar la fortaleza de un sector en horas bajas, como es el inmobiliario, para el que se necesita un empujón definitivo desde todos los sectores públicos.

El PSOE, por su parte, viene apostando en las comparecencias públicas de su candidato y de su equipo de trabajo por el fomento del alquiler como mejor método para terminar con la tremenda bolsa de viviendas en stock que sigue asolando a nuestra economía y que se siguen desperdigando a lo largo y ancho de la geografía española.

Los analistas inmobiliarios consideran que ambas propuestas pueden ser positivas, aunque lo mejor sería una propuesta conjunta que combinara una desgravación fiscal por compra de vivienda provisional y temporal y un fomento del alquiler de manera permanente.

De esa forma se conseguiría que la cultura de la ciudadanía española más centrada en la compra que en el alquiler fuera cambiando poco a poco, en el largo plazo, de la misma manera que se apostaría por no volver a generar una nueva burbuja inmobiliaria, que se ocasionaría, sin duda, en el caso de que la desgravación fiscal por compra de vivienda para todos se extendiera en el tiempo.

Y es que no podemos olvidar que uno de los principales causantes de dicha burbuja, y, por tanto, de la crisis financiera que le siguió, fue la desgravación fiscal por compra de vivienda que abarató, de manera artificial las viviendas, incentivando la especulación inmobiliaria, algo que no se había visto hasta estos años de atrás.

Habrá que esperar, por tanto, al próximo 20 de noviembre, y al Gobierno que salga de las urnas para poder plantearnos el tipo de mercado inmobiliario en el que nos vamos a mover en los próximos años, con dos posturas claramente marcadas y antagónicas, lo cuál ayudará sin duda a elegir bien el voto.

Deja una Respuesta