Webhipotecas: Hipotecas baratas
08
mar

Según un informe presentado por una de las empresas tasadoras más importantes, Tinsa, el precio de la vivienda en España ha caído casi un 20% desde el estallido de la burbuja inmobiliaria y subsiguiente crisis económica y financiera, es decir, desde el año 2008.

Concretamente, el precio de la vivienda ha descendido un 19.5% en estos años, lo cuál pone bien a las claras la situación de desajuste en la que nos encontrábamos y el ajuste que se está produciendo en un sector claramente sobrevalorado y que todavía necesita cierto ajuste, que se sigue produciendo mes a mes.

De hecho, durante el pasado mes de febrero el precio de la vivienda descendió un 4.5%, parte como consecuencia de la finalización de la desgravación fiscal que provocó un adelantamiento de las compras a diciembre de 2010, y parte por razones del ajuste que el sector sigue realizando mes a mes.

Sin embargo, este ajuste no se produce a la misma velocidad en todos los lugares, ya que se está percibiendo cierta diferenciación entre el ajuste en los lugares céntricos de las ciudades y los lugares más alejados, así como en las zonas costeras, viveros para segundas residencias, donde los precios de las viviendas se están desplomando.

Para Tinsa este año 2011 es el que marcará la verdadera tendencia del sector, una vez eliminado el sesgo impositivo y fiscal de este pasado año 2010, y será a partir de ahora cuando podremos empezar a valorar si nos encontramos en un escenario o en otro.

Es evidente, que el sector inmobiliario es el motor principal de la economía española, por mucho que los políticos y las administraciones se empeñen en lo contrario y conseguir un ajuste rápido en el precio de la vivienda, para que se pueda empezar a relanzar la recuperación de la construcción es fundamental para el crecimiento económico del país.

Ahora habrá que esperar a ver como evoluciona la inestabilidad que se está produciendo en los países del Norte de África, la cuál no será inocua para el sector ni para el precio de la vivienda, afectado, sin duda, por la inflación generada y por las medidas para combatirla del Banco Central Europeo.

Deja una Respuesta