Webhipotecas: Hipotecas baratas
02
mar

El recurso de una hipoteca inversa es común en algunas personas mayores de 65 años que teniendo una casa en propiedad, no han conseguido disponer en su vejez de una pensión que les permita vivir en unas buenas condiciones. Con una hipoteca inversa una persona puede ir recibiendo a plazos, de forma mensual un pago por el valor que tendría la casa si la vendiera, con la ventaja de que puede seguir viviendo en ella hasta que muera y que sus herederos conservarán los mismos derechos.

Al fallecimiento, la vivienda pasará a ser propiedad del banco que financió esta operación si los herederos no hiciesen frente al pago del préstamo. Este tipo de productos están muy extendidos y existen algunos similares como los denominados vivienda pensión, hipoteca pensión o la cesión para alquiler.

Para acceder a una hipoteca inversa deben cumplirse los siguientes requisitos: que el solicitante y los beneficiarios que éste pueda designar sean personas de edad igual o superior a los 65 años o afectadas de dependencia severa o gran dependencia; que el acreedor disponga del importe del préstamo o crédito mediante disposiciones periódicas o únicas (rentas); que la deuda sólo sea exigible por el acreedor (banco o caja) y la garantía ejecutable cuando fallezca el prestatario o, si así se estipula en el contrato, cuando fallezca el último de los beneficiarios y que la vivienda hipotecada haya sido tasada y asegurada contra daños de acuerdo con la normativa actual.

Entidades bancarias que ofrecen hipotecas inversas

Respuestas »

  1. [...] de esta crisis, pero existe una manera de hacer frente a esta falta de efectivo: el sistema de hipoteca inversa. Para poder acceder a esta modalidad, que vista desde cierto ángulo puede caber dentro de la [...]

Deja una Respuesta