Webhipotecas: Hipotecas baratas
30
dic

En estos momentos en los que más acucia la crisis financiera debido principalmente al desempleo de larga duración, el número de hipotecas con atrasos que se acumulan en las cuentas de los bancos sigue creciendo de manera exponencial mes a mes, porque sus clientes, simplemente, no pueden hacer frente a las cuotas, a pesar de que ellos sí quisieran hacerlo.

Sin embargo, no hay que asustarse, y el hecho de tener una hipoteca con atrasos no debe suponer, en todo caso, la pérdida de la vivienda, porque siempre se puede encontrar alguna alternativa previa que pueda dar solución al caso sin llegar a esa situación extrema.

Porque a pesar de contar con una hipoteca con atrasos siempre se puede resolver toda la deuda pagando los atrasos. Es decir, en el momento en el que le paguemos al banco todos los atrasos que hayamos acumulado el banco saldará la cuenta y seguiremos pagando nuestras cuotas sin mayor historia.

Y es que lo último que quiere el banco es quedarse con más viviendas, porque sus balances ya están saturados. Por ello, el banco siempre buscará una salida negociada, de forma que el cliente les pueda ir pagando los atrasos poco a poco, de la forma que lo pueda asumir.

Eso sí, si la hipoteca con atrasos se alarga en el tiempo el riesgo de que la entidad financiera proceda a la ejecución presupuestaria se incrementa, por lo que hay que intentar encontrar una solución previa al embargo, intentando renegociar el diferencial o incrementar el plazo de amortización.

El banco será más permeable a la segunda opción, que encarecerá el crédito para el cliente, con lo que el banco gana, pero que le permitirá obtener una cuota más relajada y poder así pagar sus cuotas mensuales y dejar de acumular una hipoteca con atrasos.

Unas hipotecas con atrasos que no tienen visos de quedar solucionadas en este nuevo año que se nos viene encima, habida cuenta de que la crisis económica no parece encontrar solución por parte de los gobiernos de los países occidentalizados, y el desempleo, de mayor arraigo en España, seguirá manteniéndose en cifras demasiado elevadas.

Deja una Respuesta