Webhipotecas: Hipotecas baratas
15
ago

Mediante una hipoteca flotante podemos garantizar el pago de una deuda futura a nuestro acreedor, de forma que si nos abre una línea de crédito estamos asegurándole que cubriremos todas las disposiciones que hagamos junto a los intereses y gastos que puedan derivarse.

En el caso de estas hipotecas flotantes conocidas también como hipotecas máximas las obligaciones presentes pueden quedar determinadas, pero no en el caso de las futuras. El acreedor sería el responsable de determinar que obligaciones quedan cubiertas con la garantía hipotecaria y cuales no.

Otra de sus características es que no todas las obligaciones quedan registradas, ya que como hemos comentado las deudas futuras no se pueden determinar con exactitud y por esa razón únicamente quedará inscrita la cantidad máxima a la que puede ascender la responsabilidad hipotecaria.

Deja una Respuesta