Webhipotecas: Hipotecas baratas
28
feb

Va a pasar algún tiempo hasta que el mercado inmobiliario se reactive, por eso las hipotecas puente son una de las mejores opciones para el que quiere cambiarse de casa pero aun no ha conseguido vender la antigua. Esta hipoteca puente es una solución que te permitirá cambiarte de casa y esperar hasta 5 años para vender tu antigua vivienda, un tiempo más que suficiente para conseguir ese objetivo sobretodo si nos ajustamos a los precios reales de mercado que cada vez empiezan a ser más realistas.

La financiación temporal que te ofrece una hipoteca puente te facilita la adquisición de la nueva casa y se hace como garantía a un ingreso en el momento que vendas la antigua. El crédito obtenido se cancelará al obtener la hipoteca definitiva, ya que cuando el cliente recibe la vivienda nueva, este va a suscribir una hipoteca tradicional por un importe superior.

Las ventajas de una hipoteca puente son: evitar usar otras formas de financiación como el préstamo personal, poder firmar una compra y no perder esa vivienda, puedes esperar un buen momento en el mercado inmobiliario para vender tu casa y te facilitan los pagos de cuota mensuales en la cantidad que mejor te vaya.

Los inconvenientes de esta operación son obvios, ya que existe el peligro de no vender tu casa actual en el plazo que engloba este crédito puente y verte con un gran endeudamiento que no esperabas, por otra parte los gastos que conlleva esta operación son mayores a los de una hipoteca tradicional.

Si quieres encontrar la mejor hipoteca puente puedes mirar algunas de las que hemos escogido:

Hipotecas puente del BBVA: te facilitan la compra de una nueva vivienda si aun no has podido vender la tuya, aunque en los tiempos que corren más vale ser precavido y esperar a vender.

Hipoteca Puente uno-e: podemos obtener hasta el 80% del valor de tasación y dispondremos de un plazo de amortización de 30 años.

Deja una Respuesta