Webhipotecas: Hipotecas baratas
01
mar

La iniciativa popular por la dación en pago se está convirtiendo en una realidad y ya se encuentra en el proceso de búsqueda de firmas para poder ir con cierto apoyo a los tribunales, siendo el gran objetivo alcanzar la nada desdeñable cifra de 500.000 firmas, que no parece descabellada en función del gran apoyo que tiene esta iniciativa entre la sociedad.

Y es que la dación en pago, o lo que es lo mismo, la resolución de una ejecución hipotecaria con la entrega de la vivienda, en lugar de mantener la deuda por la diferencia entre el precio de subasta y el capital pendiente de amortización, goza de gran popularidad entre los clientes que ven en ello una solución para resolver de manera satisfactoria su situación.

Uno de los puntos más polémicos de esta iniciativa popular por la dación en pago radica en la retroactividad que reclaman, o lo que es lo mismo, que la dación en pago se haga extensiva a todas las hipotecas ya firmadas y se utilice para resolver todas las ejecuciones hipotecarias en curso.

Desde el sector financiero se defienden ante esta iniciativa popular por la dación en pago sobre la base del colapso financiero que supondría la retroactividad de esta medida, debido a la importante depreciación que han sufrido los inmuebles a consecuencia de la crisis financiera y económica.

Por otro lado, también sostienen que la aplicación de la dación en pago para los nuevos contratos hipotecarios tampoco sería tan ventajosa como se quiere ver desde algunos sectores de consumidores, ya que acarrearía un endurecimiento de las condiciones aplicadas a las hipotecas y un encarecimiento de los diferenciales aplicados sobre el Euribor.

Por tanto, el debate está servido, dando por supuesto que la iniciativa popular por la dación en pago tendrá el éxito suficiente como para llegar a los tribunales con un apoyo importante, la cuestión queda ahora en mano de los jueces que tendrán que decidir sobre la aplicación, o no, de la dación en pago, y lo que es más importante, sobre la retroactividad, o no, de la medida, decisiones, ambas, que modificarán el escenario hipotecario para los próximos años.

Deja una Respuesta