Webhipotecas: Hipotecas baratas
11
ago

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado esta semana los datos referentes a la compraventa de viviendas registradas durante este pasado mes de junio y éstos son notoriamente descorazonadores ya que fijan una caída del 22,9% en tasa interanual, sumando así el cuarto mes consecutivo de caídas.

Tras los incrementos de los meses de enero y febrero por encima del 10%, a partir de marzo esta estadística ha ido de mal en peor acumulando descenso tras descenso hasta sumar un total del 8% en el primer semestre del año, en comparación con el mismo período del año 2010.

En total, durante el mes de junio se realizaron un 28.612 operaciones de compraventa, con un 86,3% para viviendas libres y un 13,7% para viviendas protegidas, en una proporción que se está manteniendo prácticamente inalterada desde el comienzo de la crisis.

Sin embargo, ambos tipos de vivienda están mostrando comportamientos antagónicos en lo que se refiere a las operaciones de compraventa registradas, ya que las viviendas libres sufrieron un hundimiento del 26,1%, en tasa interanual, mientras que las viviendas protegidas incrementaron el número de operaciones en un 5,1%.

Según los analistas, ahora es cuando se empieza a percibir el verdadero estado de la situación del sector inmobiliario en nuestro país, ya que hasta ahora todo estaba supeditado a la tergiversación que se había producido con las modificaciones en la legislación hipotecaria, principalmente con la eliminación de la universalidad de la desgravación fiscal por compra de vivienda, pero también con el incremento del IVA acaecido en julio de 2010 que provocaron divergencias entre la situación real y la producida por los efectos adelantamientos de compras.

En este sentido, todo apunta a que lo que queda de año se debería de comportar de una manera similar, con una constante caída de las operaciones de compraventa, no ya sólo por las dificultades del sector en sí, sino por la lenta recuperación de la economía, que sigue anclada en los mismos problemas con los que inició la actual crisis, sin que parezca que nadie pueda tener la solución real al problema.

En definitiva, los datos de junio confirman la enfermedad del paciente y que todo seguirá igual hasta final de año.

Deja una Respuesta