Webhipotecas: Hipotecas baratas
09
jun

Según los datos que ha publicado esta misma semana el Ministerio de Fomento, titular de la Secretaría de Estado de Vivienda, tras la eliminación del Ministerio del ramo, la compraventa de viviendas cayó un 30,4% en el primer trimestre de 2011, en comparación con el mismo período de 2010.

El total de operaciones formalizadas ascendió a 74.540, lo que supone un claro descenso con respecto al trimestre anterior, el último de 2010, cuando se formalizaron un total de 150.268 operaciones, lo que otorga un gran protagonismo a la eliminación de la universalidad de la desgravación fiscal por compra de vivienda.

Se intuye en los datos que este hecho provocó un adelantamiento de compra a finales de 2010, como bien demuestra la tremenda caída de ventas que se observa en enero, con una ligera recuperación posterior para los meses de febrero y marzo, con datos ya de septiembre y octubre de 2010.

Por otro lado, del total de operaciones, 48.294 fueron ejecutadas sobre vivienda usada, lo que supone el 64,8%, mientras que las 26.246 operaciones de compraventa restantes fueron realizadas sobre vivienda nueva (el 35,20%), lo que demuestra que la vivienda de segunda mano está realizando un ajuste de precio más adecuado que la de nueva construcción.

Era evidente, y todos los agentes implicados así lo habían anunciado, que la eliminación de la universalidad de la desgravación fiscal por compra de vivienda no sería una decisión neutral y que provocaría un efecto, en este caso de anticipación de compra.

Por ello, habrá que aguardar a las estadísticas de los próximos trimestres, segundo y tercero, para valorar realmente la situación en la que se encuentra el sector inmobiliario español, ya sin la distorsión provocada por la acción legislativa del Gobierno.

En cualquier caso, desde fuentes del sector se han apresurado en responsabilizar a las entidades financieras de esta caída de las ventas, reclamando una reducción de los filtros aplicados por los bancos y cajas a la hora de conceder préstamos hipotecarios, tanto a particulares como a promotores o constructores inmobiliarios que quieran iniciar nuevos proyectos. Unos filtros claramente marcados por la elevada tasa de morosidad que sigue afectando al sector en cuestión.

Deja una Respuesta