Webhipotecas: Hipotecas baratas
02
dic

La dación en pago es una figura jurídica afecta a los préstamos hipotecarios que está de plena actualidad ya que, por fin, se ha colado en el debate político gracias al trabajo de las plataformas de hipotecados y a la sensibilidad de formaciones políticas como Izquierda Unida o CiU.

La dación en pago no es más que la resolución de la deuda hipotecaria al hacer entrega a la entidad financiera del bien hipotecado. Es decir, no es otra cosa más que eliminar la deuda que el cliente mantiene con el banco o caja una vez que haga entrega de la vivienda.

En la actualidad la dación en pago no se aplica en España, sino que el cliente mantiene una deuda con la entidad por la diferencia entre el valor de la hipoteca pendiente de pago y el de venta del inmueble en subasta pública. De esa forma, el hipotecado se queda sin vivienda, pero sigue manteniendo la deuda, menor que la original, pero deuda al fin y al cabo.

Y no es que la dación en pago sea una figura extraña en el ordenamiento jurídico internacional, ya que se aplica con éxito en diversos países de nuestro entorno y, por ejemplo, en Estados Unidos, donde todas las deudas hipotecarias quedan canceladas al procederse a la ejecución hipotecaria.

Sin embargo, el Gobierno ha mostrado por activa y su pasiva su opinión contraria a incorporar la dación en pago al ordenamiento jurídico español, pensando en el daño que este hecho puede provocar en las cuentas de las entidades financieras, ya dañadas de por sí.

Lo que no piensa el Gobierno es el daño que la no aplicación de la dación en pago está generando en los ciudadanos hipotecados, que ya ahogados de por sí se tienen que desprender de su vivienda para poder seguir pagando una deuda que debería de haber quedado cancelada con la entrega del bien.

Nuestro sistema económico está organizado en función de la importancia de las entidades financieras y está claro que nuestros gobernantes anteponen sus intereses antes que los de los ciudadanos que los votan.

Deja una Respuesta