Webhipotecas: Hipotecas baratas
08
feb

En un momento en el que todas las entidades financieras están apostando por incrementar los diferenciales y endurecer las condiciones para la obtención de hipotecas, basándose en comisiones más elevadas, la Hipoteca Naranja de ING aparece como la excepción que confirma la regla.

Y es que la Hipoteca Naranja de ING se ha lanzado vorazmente a la captura de una mayor cuota de mercado en España. En estos momentos cuenta con el 2% en el sector hipotecario, y quiere aprovechar la crisis que está azotando a todos sus competidores para atraer a nuevos clientes.

Por ello la Hipoteca Naranja de ING aparece como una de las alternativas más económicas del panorama hipotecario español, al ofrecer un diferencial de tan sólo 0.49%, muy por debajo de los que se están viendo últimamente, cercanos al 1%, incluso al diferencial medio de las hipotecas, incluyendo las bonificaciones, que se queda en el 0.70%.

Además, la Hipoteca Naranja de ING tiene la gran ventaja, con respecto a otras ofertas hipotecarias del mercado, de que no cobra ninguna comisión de servicio, y no hay que olvidar que las comisiones generan un encarecimiento artificial de las hipotecas.

Sin embargo, no es que la entidad financiera ING se haya liado la manta a la cabeza y esté dispuesta a perder dinero durante unos años, nada más lejos de la realidad, sino que se encuentra en una situación de ventaja competitiva con respecto a sus competidores debido a su baja tasa de morosidad.

Concretamente, la Hipoteca Naranja de ING tiene una tasa de morosidad del 0.5%, muy por debajo de la que sufren el resto de entidades financieras, por encima del 2.5%, lo cuál le permite abaratar sus productos financieros ya que no se tiene que cubrir ante la morosidad.

Pero esta baja tasa de morosidad no es fruto de la casualidad sino del trabajo bien hecho. La Hipoteca Naranja de ING sólo se concede a clientes de probada solvencia, de forma que los informes previos y los análisis financieros realizados por el banco sí que tienen una repercusión en el hecho de la concesión de la hipoteca. Un trabajo que no viene de ahora, sino que en nuestro país lleva haciendo desde antes del estallido de la crisis.

Deja una Respuesta