Webhipotecas: Hipotecas baratas
19
may

Después de seis meses de subidas continuadas, la tasa de morosidad descendió este pasado mes de marzo hasta el 6,148%, en contraposición al 6,226% del mes de febrero, con un comportamiento, incluso mejor, si se excluye del análisis a los establecimientos financieros de créditos, bajando la tasa de morosidad al 6,065%.

Según estos datos del Banco de España, se nota un ligera mejoría en los datos, y resultan más llamativos si se comparan con la elevada tasa de desempleo, tradicional fuente de morosidad por la falta de ingresos que genera y la tendencia a aligerar pagos de una manera u otra.

Desglosando por tipo de entidades financieras, las cooperativas de crédito volvieron a ser las que menor tasa de morosidad presentaron con el 5,24%, algo superior que en el mes anterior, pero todavía por debajo de la morosidad presentada por cajas de ahorros, 5,90% y bancos, 6,263%.

Sin embargo, fuentes del sector bancario exculpan parte de su elevada tasa de morosidad por la integración que han sufrido con cajas de ahorros con problemas que han pasado a formar parte de su sector, llevando consigo, como no podía ser de otra manera, todos los problemas de impagos acumulados.

En total, y según los datos del Banco de España, el sector financiero español acumulaba este pasado mes de marzo 110.893 millones de euros de activos dudosos, lo que supone un incremento del 14,5% con respecto al mes de marzo de 2010. Para estos activos dudosos el total de la provisión financiera se situó en los 42.489 millones de euros.

La tasa de morosidad, por tanto, sigue en tasas demasiado elevadas para pensar en un flujo normalizado del crédito en nuestra economía, ya que ante tamaño riesgo de impago las entidades financieras seguirán endureciendo los requisitos de solvencia para poder acceder a un crédito de cualquier tipo, ya sea hipotecario o personal, con lo que la creciente demanda que se viene advirtiendo en los próximos meses, no se convertirá en demanda efectiva.

Y sin un flujo de crédito normalizado, la economía en su conjunto no tiene visos de comenzar a recuperarse, ya que necesita de financiación para poder tener un funcionamiento acorde con los tiempos.

Deja una Respuesta