Webhipotecas: Hipotecas baratas
18
ago

El mes de junio ha cerrado con una pequeña reducción de la tasa de morosidad de las entidades financieras españolas con respecto a mayo (0,08 puntos porcentuales), lo cuál refleja cierta estabilidad en el pago de las deudas de los españoles y hace afrontar el futuro más inmediato con cierta tranquilidad.

Sin embargo, la tasa de morosidad de las entidades financieras sigue situada en los valores más altos desde 1995, fin de la última gran crisis de nuestra economía, y todo apunta que seguirá por encima del 6% durante todo lo que queda de este año y, al menos, la primera mitad de 2012.

En cuanto a los datos concretos, la tasa de morosidad del sistema financiero durante este pasado mes de junio se situó en el 6,416%, en contraposición al 6,498% del mes de mayo. Dicha tasa de morosidad incluye los datos de todas las entidades financieras en el nuevo desglose del Banco de España, como son las entidades de depósito (bancos, cajas y cooperativas de ahorro), y los establecimientos financieros de crédito.

La tasa de morosidad de junio aún se encuentra algo más de un punto porcentual por encima de la de junio de 2010, cuando cerró el mes en el 5,34%, lo que demuestra que todavía queda un largo trecho por recorrer si se quiere recuperar cierta estabilidad económica.

El volumen total de préstamos que se consideran de dudoso cobro asciende a la cifra de 116.611 millones de euros sobre un volumen total de préstamos contabilizados en el mes de mayo de 1,817 billones de euros. Recordemos que junio de 2010 cerró con 98.906 millones de euros en activos dudosos.

Por otro lado, y realizando el desglose entre las dos entidades que maneja ahora el Banco de España, nos encontramos con que la tasa de morosidad de las entidades de depósito (bancos, cajas y cooperativas de crédito) se situó en el 6,390%, par aun saldo dudoso de 112.381 millones de euros.

Los establecimientos financieros de crédito, por su parte, siguieron con una tasa de morosidad mucho más elevada, concretamente del 8,99%, para acumular un saldo de activos de dudoso cobro que ascendió a los 3.614 millones de euros durante el mes de junio.

Deja una Respuesta