Webhipotecas: Hipotecas baratas
16
oct

Las Hipotecas bonificadas son una excelente opción para las personas que necesitan adquirir una vivienda y necesitan las mejores condiciones de financiación, ya que en función de los productos que se contraten se puede reducir el tipo de interés hasta en un punto o más, dependiendo de la entidad. Su revisión es anual, así que si se dejan de cumplir las condiciones pasado el año el tipo de interés es el oficial (sin reducciones).

Las hipotecas bonificadas ofrecen mejores condiciones en el tipo de interés a las personas que contraten servicios como la domiciliación de la nómina, seguros, tarjetas de crédito y más. Son ofertas puntuales de las entidades aunque ya llevan un tiempo funcionando de forma exitosa.

Pero si no se cumplen las condiciones habrá que pagar más, lo que supone en ocasiones pagar más que otros productos en el mercado, porque el principal atractivo de estos productos es el descuento en el tipo de interés. Una hipoteca con euribor más una variable de 2 puede quedarse en Euribor+1,2 si cumple ciertas condiciones, pero si no las cumple vuelve al diferencial de 2.

Además, existe un máximo de reducción, aunque se cumplan todos los productos contratados, por eso es necesario estudiar todas las condiciones y contratar aquello que se necesita, y sobre todo ver si los productos que ya se tienen valen de algo.

Hay que negociar con el banco para conseguir las mejores condiciones, especialmente si ya se es cliente de antes, y ver todos los requisitos, condiciones y letra pequeña antes de firmar la hipoteca.

En caso de que la entidad suba el diferencial de la hipoteca en la revisión por incumplimiento de contratación de productos se puede reclamar al Banco de España, aunque existen pocas posibilidades de que de la razón. Por eso lo más importante es saber qué se contrata y si compensa, aunque llegue un momento en que se tengan que cambiar las condiciones.

Deja una Respuesta