Webhipotecas: Hipotecas baratas
15
mar

Ahora que el Euribor sigue creciendo de manera ininterrumpida, y que las tensiones inflacionistas auguran un futuro poco optimista, es el momento ideal para tratar de encontrar las hipotecas más baratas del mercado, aquellas que amortigüen, dentro de lo posible, la sangría que está produciendo el indicador hipotecario.

Pero, ¿dónde se pueden encontrar las hipotecas más baratas? Sin duda, en Internet. La red es el lugar en el que todas las entidades están poniendo sus esfuerzos en colocar sus productos más atractivos con el objetivo de atraer nuevos clientes que puedan incorporar a sus carteras para el medio-largo plazo.

Debido al ahorro de costes que supone para las entidades financieras la contratación por Internet, es allí donde colocan sus hipotecas más baratas, que, además, tienen la gran ventaja para el cliente de poder ser fácilmente comparadas con los productos de la competencia en tiempo real.

De esa manera, un cliente puede decidir con plena libertad e información entre todas las hipotecas de todas las entidades financieras, porque le basta con un click de ratón para pasar de una a otra, sin tener que desplazarse de una entidad física a otra.

En ese sentido, la información publicitada debe de ser clara, concisa y no llevar a engaño ya que debe de ser entendida por el cliente sin la posibilidad de tener un asesor delante para poder explicar cada opción, lo cuál, a su vez, arroja un aspecto negativo en estas hipotecas baratas, y es que son paquetes cerrados, sin posibilidad de negociación posterior.

Eso sí, las hipotecas más baratas ofrecidas en Internet están dirigidas a un público objetivo muy concreto, aquél con un poder adquisitivo elevado, que garantiza el pago de sus cuotas y no genera problemas de devolución de recibos en el futuro.

Por otro lado, las hipotecas más baratas en Internet también suelen llevar asociados diversos productos vinculados que deben de ser tenidos en cuenta e incluidos en el precio final que se paga por la financiación hipotecaria para no llevarse a engaño.

En definitiva, las hipotecas más baratas están en Internet, allí hay que ir a buscarlas, compararlas con la competencia y una vez tomada una decisión, contratar la más interesante.

Deja una Respuesta