Webhipotecas: Hipotecas baratas
06
jun

La OCU está dispuesta a enviar una queja al presidente del gobierno y los grupos parlamentarios del congreso por el hecho de que se haya producido una subida de aranceles de registradores y notarios en caso de cancelación de la hipoteca, concretamente se ha triplicado.

La subida ha sido aprobada sin ningún tipo de consulta ni audiencia, por medio de una disposición adicional del Real Decreto-ley 18/2022, lo que supone el incumplimiento de las rebajas de arancel aprobadas en la Ley 41/2207. Por eso, la OCU ha denunciado los hechos solicitando la devolución a todos los consumidores por sus cantidades cobradas de más. Estas cantidades pueden suponer más de 93 millones de euros en un año.

Todo esto surge tras la intervención de Bankia, dando después lugar a esta aprobación que supone una nueva reforma de aranceles de notarios y registradores en caso de cancelación, subrogación o novación en los préstamos hipotecarios con una subida importante que afecta a los consumidores.

Un nuevo arancel con una hipoteca con capital inicial de 150000 euros puede costar 137 euros con una copia simple, casi el triple de lo que hasta ahora que era de 50 euros. Además, el notario cobrará como mínimo 90 euros y el registrador y para el mismo préstamo 84 euros (hasta ahora 28,85). Las diferencias son claras y la OCU no se ha quedado atrás ante esta situación que está afectando a muchos consumidores.

En momentos complicados como lo que estamos, esta situación lejos de favorecer a los consumidores está claramente favoreciendo a un colectivo como el de registradores y notarios que pueden ver crecer sus ingresos con menos trabajo incluso, mientras que son las otras personas las que tienen que pagar esto. Además, la OCU aconseja a las personas que están a punto de cancelar la hipoteca que no la cancelen registralmente a menos que se considere necesario.

Deja una Respuesta