Webhipotecas: Hipotecas baratas
19
nov

Después de algún suicidio y muchas personas desesperadas, por fin ha salido la nueva norma que pretende luchar contra el drama social de los desahucios o desalojos a gran cantidad de familias que se quedarían en la calle por impago del préstamo hipotecario en que se encontraban metidos y que hasta hace bien poco podían pagar.

Pero ojo, que no es oro todo lo que reluce. Primero el código de buenas prácticas, y ahora la nueva norma contra desahucios, pero no afecta a todos y esto es lo que veremos.

Esta nueva norma limita su campo de aplicación a:

  • Viviendas con un precio de compraventa de un máximo de 200000 euros en grandes poblaciones, y 120000 en municipios con menos de 100 mil habitantes.
  • Estar en el umbral de la exclusión: con todos los miembros de la unidad familiar que carezcan de rentas derivadas de trabajo o actividades económicas (incluso pareja de hecho, hijos con independencia que vivan en la casa o cónyuge no separado legalmente), un una cuota que resulte superior al 60% de ingresos netos que perciba el conjunto familiar o que los miembros del conjunto familiar no tengan otros bienes o derechos patrimoniales suficientes para hacer frente a la deuda (incluidos también los avalistas).

Esto no afecta a los problemas de familia sin ingresos a los que otras personas hayan avalado (generalmente padres o familiares muy cercanos que también perderán sus casas), familias en los que al menos un miembro tenga el salario mínimo (incluso aunque sean personas separadas no legalmente), familias a cargo de personas dependientes que tienen algún ingreso, personas con casas de más de 200000 euros (o más de 120000 euros en otros casos) aunque lo rebasen en un solo euro y mucho más. Por poner un ejemplo, una familia que ingresa el salario mínimo interprofesional y tiene que pagar 750 euros (más que el salario mínimo) no puede recibir ayuda.

Se combina el hecho de no tener ingresos familiares superiores a 1597 euros (superar tres veces el IPREM) con colectivos de especial vulnerabilidad:

  • Unidad monoparental con dos hijos a cargo (no se incluyen con menos hijos a cargo ni solteros ni separados)
  • Familia numerosa
  • Unidad familiar con un menor de 3 años
  • Unidad familiar con un miembro al menos con discapacidad superior al 33%, situación de dependencia o enfermedad incapacitante de forma permanente para actividad laboral
  • Unidad familiar en que el deudor esté en situación de desempleo y haya agotado prestaciones por desempleo
  • Unidad familiar en que convivan en la vivienda una o más personas unidas por vínculo de parentesco hasta tercer grado de consanguinidad o afinidad en situación de dependencia, discapacidad, enfermedad grave que les incapacite de forma temporal o permanente para actividad laboral
  • Unidad familiar en que haya una víctima de violencia de género

Además, se ha de probar la pérdida de ingresos. Estas son las principales características. Se puede ver todo el documento en el boe.

Deja una Respuesta