Webhipotecas: Hipotecas baratas
19
ago

Si no puedes pagar la hipoteca, antes de decantarte por dejar de pagar tienes que plantearte otras posibilidades. ¿Realmente no hay nada más, no puedes recurrir a familiares y amigos, no hay ahorros, nuevas fuentes de ingreso? ¿Nada? Piensa realmente si no hay alguna opción antes de dejar de pagar, porque dejar de pagar no es quedarse sin deuda, implica mucho más que todo eso.

  1. Una de las opciones que se tiene el alargar el plazo de amortización del préstamo, para lo cual  hay que negociar con la entidad las nuevas condiciones. Si el plazo máximo a pagar es de 25 años se puede ampliar hasta los 40 años, siempre que sea posible, por poner un ejemplo. Aunque al final la hipoteca sale más cara, las cuotas mensuales pueden reducirse bastante y llegar a una situación de cuota asumible.
  2. Renegocia la deuda para poder pagarla o reunifica deudas para que todas se encuentren dentro de una misma cuota asumible que, aunque haya que tardar más en pagar permite que se pueda pagar cada mes.
  3. Si se trata de un caso puntual o falta de empleo que se puede solucionar en x tiempo, una solución es pedir un período de carencia en el que o no se paga nada o se pagan sólo los intereses. Muchos productos hipotecarios lo ofrecen, así que si no lo has aprovechado pídelo, pero sólo si es necesario. Si tu hipoteca no lo tiene intenta negociar con la entidad.
  4. Buscar nuevas formas de ingreso, alquilar tu casa, intentar venderla, alquilar alguna habitación, compartir piso, todo lo que se te ocurra antes que dejar de pagar porque eso sólo hace que se pierda la casa y se quede con una deuda. También puedes contactar con personas que te ayuden o asesoren en tu problema.

Deja una Respuesta