Webhipotecas: Hipotecas baratas
14
sep

Hace un tiempo, cuando el euribor tenía máximos importantes, las hipotecas multividisas lograron un cierto auge, ya que los hipotecados acabaron interesándose por ellas. Era una gran posibilidad para evitar las cuotas altas, y por eso muchas entidades bancarias las utilizaron en su catálogo de productos (Bankinter, Banco Popular, Barclays), pero ahora no son tan deseadas como parecían antes.

Las hipotecas multidivisas estaban especialmente pensadas para el inversor cualificado, ya que había un doble riesgo: la oscilación de divisa al cambio y la oscilación del índice de referencia de la hipoteca. Pero aún así suponían una gran alternativa (aunque en ese momento, claro está, al menos lo vemos claro ahora).

Las personas que no podían permitirse una hipoteca normal hace unos años abrió hipotecas en la moneda del yen sin saber que después se acabaría revalorizando en un 50%. Esto dejó de ser rentable después, y en la actualidad con la bajada del euribor las tornas han cambiado.

En agosto del 2008, el yen estaba en mínimos y el euribor en máximos, lo que hacía que la cuota en moneda extranjera fuera mucho inferior. Ahora es todo lo contrario, pese a que muchos se protegían contra la subida del yen comprando la moneda.

¿Y qué pasa ahora? Que no es tan bonito como parece, que en pocos años la situación ha cambiado.

La hipoteca multidivisa ofrece complicaciones a los usuarios actuales, ya que además ninguna de las salidas son interesantes, de hecho no se puede subrogar ya que las condiciones no serían tan buenas. Lo que encarece esto es el cambio y lo único que se podría hacer es cambiar la hipoteca abriendo de nuevo a euros.

Deja una Respuesta