Webhipotecas: Hipotecas baratas
29
nov

El gran caballo de batalla de los hipotecados españoles es el momento de la revisión de la hipoteca, especialmente en estos últimos tres años en los que la inestabilidad ha sido la norma, y realizar la revisión en un momento o en otro podía determinar el hecho de poder hacer frente a las cuotas mensuales, o no.

La revisión de la hipoteca no es más que el momento en el que se revisa el tipo de interés aplicable al préstamo hipotecario, en hipotecas con tipo de interés variable o tipo de interés combinado, en los tiempos de aplicación del tipo de interés variable.

El momento de esta revisión viene siempre fijado en el contrato de préstamo hipotecario y suele ser cada seis meses o cada año, aunque últimamente suele ser más habitual hacerlo cada año. Para poder realizar la revisión se toma como referencia el valor del Euribor de uno o dos meses atrás, normalmente el de dos meses atrás.

Esto es así ya que el tipo de interés que se abona en un préstamo hipotecario a interés variable o interés combinado, viene determinado por una parte variable, el Euribor, y una parte fija, el diferencial aplicable. Por tanto, en el momento de revisión de hipoteca se determina el nuevo valor del indicador del Euribor y se le aplica el mismo diferencial que se venía aplicando hasta ahora (salvo excepciones de diferenciales bonificados durante cierta parte de vigencia del préstamo).

Como es lógico, una persona hipotecada se fijará siempre en que el valor del Euribor en el momento de la revisión sea inferior al valor del indicador en la revisión anterior, en cuyo caso el tipo de interés a aplicar en la hipoteca será menor y, por tanto, la cuota mensual se reducirá. Por el contrario, si en el momento de la revisión de hipoteca el Euribor es superior al de la revisión anterior, el tipo de interés a aplicar y la cuota serán mayores.

En estos momentos de finales del año 2010, estamos viviendo revisiones de hipotecas al alza, ya que durante el año 2009 se alcanzaron cifras del Euribor realmente bajas, lo que provocó que durante ese año 2009 todas las revisiones fueran a la baja, con excepción, claro está, de la aplicación de la polémica cláusula suelo.

Deja una Respuesta