Webhipotecas: Hipotecas baratas
17
may

Una segunda hipoteca se realiza al gravar un bien que con anterioridad ya había sido gravado mediante otra hipoteca. Estas segundas hipotecas en casi todas las ocasiones se hacen por un valor menor y para formalizarlas hay que destinar menos recursos económicos ya que los costes son menores y no es necesario cancelar la primera hipoteca.

Cuando el cliente obtiene una segunda hipoteca su destino va a ser el de adquirir algún otro bien inmueble o quizás realizar reformas en su casa. En estos casos los bancos ofrecen términos de tiempo más cortos para amortizar el préstamo hipotecario, tipos de interés más altos y una financiación menor que para la primera hipoteca, que va a estar en torno al 70 u 80%.

En ocasiones las personas que acceden a una segunda hipoteca, lo hacen porque las entidades financieras únicamente llegan a darles un 80% del valor por la vivienda que quieren adquirir y debido a esto les resulta imposible afrontar el 20% restante más los gastos (notario, gestoría, tasación, comisiones, etc.) derivados de la formalización de la hipoteca.

Respuestas »

  1. [...] deberemos tener bien presente que por lo general las condiciones de la segunda hipoteca no serán tan favorables como las de la primera en lo que se refiere a tasas de interés, plazos, [...]

Deja una Respuesta