Webhipotecas: Hipotecas baratas
17
may

Aunque el Tribunal Supremo condenó a Caixa Tarragona por el abuso que suponía la cláusula de redondeo que aplicaba en sus contratos hipotecarios este pasado enero, lo cierto es que la demanda proviene del año 2004, cuando la entidad financiera era autónoma y no pertenecía, como ahora, al grupo CatalunyaCaixa.

Esta sentencia del Tribunal Supremo de este pasado enero, viene como solución a toda una serie de recursos planteados por la entidad financiera con el objetivo de ir ganando tiempo a la vez que probaba su suerte, aunque la evidencia era el abuso que suponía esta cláusula de redondeo.

Y es que la cláusula de redondeo consistía en incrementar el tipo de interés al cuarto de punto inmediatamente superior al resultado de sumar Euríbor y diferencial, en cada revisión hipotecaria. Es decir, que si una vez sumado el diferencial al Euríbor, el resultado fuera, por ejemplo, 2,1%, la cláusula de redondeo incrementaría este tipo de interés al 2,25%, y sería éste el que se utilizaría como tipo de interés oficial hasta la siguiente revisión.

El abuso era evidente, y las sucesivas sentencias condenatorias, ahora ratificadas por el Tribunal Supremo, así lo demuestran. El Juzgado de Instrucción 44 de Barcelona, ha sido el designado para hacer cumplir la sentencia y éste ha estipulado un plazo que se cumple este próximo 25 de mayo para que la entidad financiera catalana presente en una lista con todos los damnificados, para iniciar el proceso de devolución de las cantidades cobradas en exceso.

Sin embargo, para poder seguir ganando tiempo, Caixa Tarragona ha presentado un recurso ante la Audiencia Provincial, alegando la imposibilidad de presentar dicho listado en base a la Ley de Protección de Datos, que les impide facilitar los datos de sus clientes a terceros.

Habrá que ver la decisión que va a tomar la Audiencia Provincial, porque si acepta a trámite el recurso de la entidad financiera, el proceso se volvería a alargar de manera indefinida y los afectados por el abuso de Caixa Tarragona seguirían sin cobrar su dinero, de vital importancia en una circunstancia de crisis económica y elevada tasa de desempleo, como la actual.

Deja una Respuesta