Webhipotecas: Hipotecas baratas
12
jul

Las subastas de pisos suelen realizarse gracias a las viviendas embargadas por distintas entidades bancarias al producirse un impago en las hipotecas. Cada vez más las subastas de pisos se están consolidando como la mejor forma de vender aquellos inmuebles en los que se ha aplicado un gran descuento, pero que no se han conseguido vender a través de los propios bancos.

Otro dato que no sorprende demasiado es que en un principio estas subastas estaban desiertas, ya sea por encontrarnos en época de crisis o porque realmente los pisos aun no estaban lo suficientemente rebajados como para acercarse a su valor real de mercado. Dicho de otra manera, los pisos que llegan a las subastas suelen ser los que los bancos no quieren y que realmente no han podido vender directamente en sus sucursales o ferias inmobiliarias.

Otro fenómeno lógico que se esta produciendo es la aparición de un gran número de subastas de pisos que provienen de las provincias con un mayor número de parados, en las cuales las familias ya han incurrido en el impago de su hipoteca y se ven obligadas a realizar una dación en pago a la entidad que en su día les financio la compra del piso alegremente.

El porcentaje de subastas de pisos en 2009 respecto al total de hipotecas existentes en España fue del 3,92%, teniendo en cuenta que a la subasta se llega después de un largo proceso judicial, podemos decir que es un indicativo algo retrasado pero muy exacto respecto a la morosidad de las Cajas y Bancos.

Lo que se debe saber antes de acudir a una subasta de pisos

Lo principal es comprobar la inscripción registral, las cargas o impuestos están correctas, al tratarse de subastas públicas se puede tener acceso a los expedientes de cada inmueble. Otra cosa importante es el estado en que se encuentra el piso, normalmente no se puede ver por dentro y solo dispondremos de fotografías de su exterior para hacernos una idea.

Lo que no podemos dejar de lado es pedir una nota simple en el Registro de la Propiedad para comprobar si el piso tiene cargas anteriores al embargo, las cargas posteriores se anulan con la compra. Otra cosa importante es tener muy claro si el piso tiene inquilinos, hay usufructos o existe cualquier otro inconveniente en cuanto al estado posesorio del mismo.

Deja una Respuesta