Webhipotecas: Hipotecas baratas
12
abr

El Parlamento español, a petición de los partidos de izquierda, ha aprobado la constitución de una subcomisión parlamentaria que debata las cuestiones referentes a la legislación hipotecaria vigente, así como su posible modificación para adaptarla a los tiempos actuales.

Dicha subcomisión parlamentaria comenzará sus sesiones a partir del mes de junio, y se calcula que podrá emitir un informe para diciembre de este mismo año. Un informe que versará sobre las posibles modificaciones de la legislación hipotecaria, pero que no será, en ningún caso, vinculante para el Parlamento.

Aunque han aceptado la constitución de esta subcomisión, los dos partidos políticos mayoritarios, PP y PSOE, ya han mostrado su negativa a modificaciones drásticas en la actual legislación hipotecaria, y son más proclives a una nueva moratoria hipotecaria, con financiación del ICO.

Por tanto, el debate que se pueda producir dentro da subcomisión será inútil, ya que no aportará ninguna solución real ni aplicable a la realidad social que estamos viviendo con las hipotecas. El debate sobre la modificación de la legislación hipotecaria está en la calle, donde se sigue poniendo en tela de juicio la validez de las cláusulas suelo, la necesidad de incluir la dación en pago y el peligro que conllevan las cláusulas swap.

Un debate que no está llegando a los partidos políticos, los cuáles han aceptado la constitución de esta subcomisión, más como manera de cubrirse las espaldas ante las elecciones autonómicas y municipales de este próximo mes de mayo, que como una convicción sobre la necesidad de modificación de la legislación hipotecaria.

Es más, entonces, una maniobra política repleta de retórica, que una toma de postura ante el futuro que se nos avecina y las posibles opciones de modificación que podemos tomar par recuperar la vigencia económica del sector inmobiliario en nuestra economía, a la vez que se relaja la presión financiera de las familias.

Estamos, por tanto, ante una buena noticia, como es la constitución de una subcomisión parlamentaria para debatir posibles modificaciones de la legislación hipotecaria, que se queda en nada, ante la falta de validez de cualquier informe que esta subcomisión pueda llegar a emitir.

Deja una Respuesta