Webhipotecas: Hipotecas baratas
14
oct

UPyD propone limitar los intereses de demora y retrasar la ejecución presupuestaria

Tras varios años de silencio de los políticos, que han hecho de la connivencia con las entidades financieras y de crédito su modo de vida, parece que alguien ha decidido levantar, por fin, la voz, y empezar a ofrecer soluciones plausibles a los ciudadanos con el objetivo de ayudarles en su día a día y no agobiarles con cuestiones exotéricas que les importaban.

El grupo parlamentario que ha levantado la voz ha sido UPyD que, aliado con el PP, ha sacado adelante una Proposición no de Ley que, si avanza, ayudará en gran medida a solventar la situación desesperada de muchas familias españolas, agobiadas por sus situación hipotecaria.

En una primera instancia, se propone limitar por ley los intereses de morosidad que cobran las entidades financieras y de crédito. Se trata de los intereses de demora que cobran por el retraso en el pago de las cuotas. En la actualidad este porcentaje no está limitado y ya ha crecido más de un punto porcentual en el último año, situándose por encima del 5%, realmente abusivo. Si se limitara por ley, se permitiría que las familias no sufrieran los excesos de sus bancos o cajas, en momentos de debilidad.

Por otro lado, la segunda propuesta va dirigida al período de carencia absoluta, es decir al período que una familia puede permanecer sin abonar sus cuotas hipotecarias antes de que la entidad financiera pueda hacer uso del aval hipotecario y embargar la vivienda. En la actualidad este período está marcado por ley en los tres meses. Es decir, si no se pagan las cuotas por un período de tres meses, el banco o caja tiene derecho a embargar la vivienda. Pues bien, la nueva propuesta intenta que este período se incremente hasta los seis meses, dando un mayor margen de maniobra a las familias ante períodos provisionales de desempleo.

En definitiva, se trata de dos medidas realmente interesantes que ahora comienzan su trámite burocrático y a las que habrá que seguir muy de cerca para asegurarnos de que no caen en saco roto y se convierten, de manera definitiva, en ley.

Deja una Respuesta