Webhipotecas: Hipotecas baratas
20
oct

En la remodelación del Gobierno que ha anunciado hoy el Presidente, Zapatero, se ha quedado fuera el Ministerio de Vivienda (además del Ministerio de Igualdad), uno de los ministerios menos eficaces que se recuerdan en la etapa democrática española.

Al frente del Ministerio de Vivienda se encontraba Beatriz Corredor, una mujer que lo ha intentado, supongo, pero que ha aportado poco, o nada, a la solución de la crisis inmobiliaria que nos ha afectado, y nos sigue afectando desde hace ya más de dos años y medios.

Ahora todas las competencias del Ministerio de Vivienda pasarán al Ministerio de Fomento, cuyo titular es José Blanco, un político de mucho más peso, con lo que seguro que se avanza más en este poco más de un año de legislatura que nos queda, que en todo el tiempo que ha existido el Ministerio de Vivienda.

Lo más curioso de la existencia de este Ministerio era el hecho que la inmensa mayoría de las competencias en materia de vivienda no las gestiona la Administración central, sino que corren a cargo de las Comunidades Autónomas, por lo que existía un ministerio con el único objetivo de supervisar lo que hacían las Administraciones autonómicas. Un despilfarro claro y notorio.

Gracias a esta remodelación, que se ha hecho al amparo del cambio del Ministro de Trabajo, se ha conseguido poner algo de sentido común a la composición de un Gobierno que, desde la primera legislatura de Zapatero, era excesivo y que ahora hace efectivas las promulgas de austeridad que nos vienen contando desde hace unos meses.

En cuanto a los ciudadanos, creo que nos veremos beneficiados porque la capacidad dialogante de José Blanco está contrastada por su dilatada carrera política, y por sus meses al frente del Ministerio de Fomento en los que ha mostrado, una y otra vez, que se puede llegar a acuerdos bajo casi cualquier circunstancia.

Como espectadores de lujo de estos juegos democráticos, no nos queda otra que aguardar a que se aprueben las leyes que estamos esperando desde hace ya demasiado tiempo, principalmente, la de la dación en pago y la de la prohibición de las cláusulas suelo.

Deja una Respuesta